21 de mayo de 2006

El espejo tragón

(Ley Espejo de muerte. Ilustración de Matiz para 'Prensa Rural', Colombia)


Llegan con El País del día las nuevas instrucciones sobre protesta y disidencia, sobre conducta política juvenil y sus contraindicaciones sobre el resentimiento adulto del enemigo: “El resentimiento ha pasado de ser una rumia a un rasgo de elitismo taciturno, muy característico de una cierta intelectualidad ex progresista, aquella que al interpelar a otros no se sabe si acusa a su sombra pasada o al espejo tragón del que habló Gómez de la Serna.”

El espejo sobre el que escribe el articulista es tan tragón que pretende reflejar el sentido correcto de la opinión y su contrario, acaparando en su almacén de cristalero las existencias de etiquetas políticas para la integración social: “La Intelectualidad Taciturna y la Conferencia Episcopal llegan así a un parecido dictamen: toda la culpa es del progresismo”. Cuenta el tendero de intenciones con un proveedor ideológico, Juan Cueto, de quien no consta que conozca su contrato: “Su denuncia de que en la Red, en España, hay un fenómeno insólito en Europa: el predominio del pensamiento ciberfacha”.

Aboga Manuel Rivas por una juventud sana, el viejo reclamo de una juventud dedicada a confirmar el mundo limpio y diáfano de reniegos del cristalero. Su salud se mediría por el termómetro de su capacidad de protesta política en línea y on line, o mejor, de su alineación actualizada con la protesta política de su época que tanto añora el cristalero: “¿Existe un contrapunto? Sí, los cientos de blogs de gente joven, alternativa, que se reúnen en wikimedios, nuevos ateneos de la Red. De ahí han surgido las convocatorias a Sentadas por una vivienda digna y contra la especulación inmobiliaria.” Movimientos de gente aseada. Alternativa, la palabra mágica y limpiadora, el salfumán de intenciones.

Este es un caso más de impugnación antifranquista de la crítica; en su condena a galeras de tristeza de cualquier objetor se hurta el bulto al debate: “Si la juventud es como es, dice el intelectual taciturno, se debe al fracaso progresista: en educación, en valores, en cultura. Tantas facilidades, tanta libertad, ¿para qué?” Y se apropia de la libertad para expedirla al por mayor desde su tienda, con un viajante de comercio citado con ironía pero que arrasa al articulista como un lapsus: “Ya lo anunció en su blog Marcelino Menéndez Pelayo: ‘Aunque no sean muchos los librepensadores españoles, bien puede afirmarse de ellos que son de la peor casta de impíos que se conocen en el mundo’”.

Por último, se incluye la posología de velocidad de la conducta y la dosis de exotismo justa que homologa al buen joven: “Wiki es un término que procede del hawaiano y significa rápido. ¡Wiki, wiki!”El cristalero impone el ritmo y cambia de oficio a relojero. Pero es el mismo Gómez de la Serna quien se rebela y le dice al columnista: “Aquel tipo tenía un tic, pero le faltaba un tac; por eso no era un reloj.”

Y hombre de reflejos como era, vuelve ágil Ramón a hablarle de ritmos al taciturno: “Como daba besos lentos, duraban más sus amores”. Eternos los de Manolito.

8 Comentarios:

Anonymous Cuello auténtico escribió...

Es una verguenza éstos que se arrogan la propiedad de patentes ideológicas.
Le apoyo, Bartleby, en la denuncia de estos mequetrefes. Un periódico serio y de prestigio como El País no debería permitirles publicar en sus páginas.
No vuelvo a leer a Manuel Rivas.

6:23 p. m.  
Anonymous elquiciodelamancebia escribió...

Yo iba a escribir sobre estos 'jo(u)dios franquistas' de hoy, pero me he dado cuenta de que Franco murió hace más de un cuarto de siglo, en la camita del poder.
Los únicos antifranquistas que le incordiaron apenas cabían en una fregoneta.
Y, hoy, aquellos mansos de corazón, vienen con la cuchufleta de sentirse héroes, entregando marcas franquistas de culpabilidad a aquellos que han cometido el único pecado de todo el pueblo español: ser descendientes de los asesinos múltiples, fraticidas y guerracivilistas.

9:34 a. m.  
Anonymous http://www.lacoctelera.com/elquiciodelamancebia escribió...

me se olvidaba: aquellos mansos de corazón se educaron a los pechos del general y llevan clavado en su pene la firma del dictador (?) en el diploma de la licenciatura (que yace escondido y medio a obscuras, en un rincón de la casa...).

9:39 a. m.  
Anonymous elquiciodelamancebia escribió...

clavada, quise decir.
y bien clavada....

9:40 a. m.  
Anonymous Anónimo escribió...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

4:39 p. m.  
Anonymous Anónimo escribió...

Very best site. Keep working. Will return in the near future.
»

1:17 p. m.  
Anonymous Anónimo escribió...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

10:09 a. m.  
Anonymous Anónimo escribió...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

5:33 a. m.  

Publicar un comentario

<< Principal