30 de agosto de 2006

Adopción, familia y población.

('The Slave Hold', Jacob Epstein)

La adopción es un medio cultural de control de la natalidad cuando una sociedad llega a la superpoblación y cuenta con medios tecnológicos y económicos suficientes para ponerla en marcha como una industria eficaz. Es la misma cultura que nutre al feminismo y la adopción coincide en los fines con él. Por eso se va sustituyendo la familia natural –la única que tiene capacidad completa de criar- por otros modelos, a los que también se llama familia como prueba de su estatalización discreta (casi secreta). Digo que la familia natural es la única con capacidad de criar porque es la única que puede desplegar los roles masculino y femenino que necesitan las criaturas. Los demás modelos de familia son suplencias y prueba de ello es que reproducen tales roles (aún sin niños).

Desaparecida la comunidad (la tribu) de ‘escala humana’ (dimensiones abarcables y medibles por la capacidad de decisión del individuo, por su autonomía), sumido el individuo en la ilusión de ser diferente (es decir, de ser), la familia era la última forma de organización humana primitiva, previa al Estado, pendiente de absorber por éste.

Hay una segunda función que cumple la adopción, la redistribución del exceso de población y de la renta (económica, sentimental-afectiva y moral). Con el fin de acomodar conciencias particulares y colectiva (ésta, con un valor más, el de la solidaridad, instituido ya en símbolo, o sea, adorado) y evitar conflictos derivados de la miseria, orfandad y violencia en la que viven la mayoría de los potenciales adoptados.

4 Comentarios:

Anonymous Anónimo escribió...

Bartleby, aquí (15 de agosto):

http://www.lacoctelera.com/elquiciodelamancebia/post/2006/08/15/la-memoria-historica-empieza-dar-sus-frutos-

Saludos.
Quicio.

12:14 p. m.  
Anonymous Norton Comando escribió...

¿Dónde queda el derecho del niño a ser criado como los demás al ser adoptado por un soltero? No hablo de su bienestar material o de su paso al Primer Mundo y de las oportunidades que para él significan, sino de esa corriente de afectos y estímulos que todos recibimos de nuestros padres y madres.
Un buen comentario al que le falta tratar más aspectos. El tema da de sí.
Norton.

6:47 p. m.  
Anonymous ALICIA ROSELL escribió...

Me preocupa una sociedad donde sólo adoptan los que tienen dinero. Hay muchas familias dispuestas a dar amor, pero se debe asegurar el porvenir del adoptado.
Sin embargo, hay muchos padres adoptivos adinerados que nunca darán el suficiente amor (Y no generalizo, lo digo ya)
Pienso en una prima adoptiva que vive en Valencia, pues allí conoció a su marido valenciano: recuerdo su infancia y la comparo con la mía. Ella niña rica, yo hija de trabajador de clase media-baja. Nunca fue feliz, me lo confesó. Expongo este caso personal y me alejo de tu enfoque de artículo que no puede estar mejor condensado ni mejor explicado desde todos los puntos de vista.

Como siempre, Bartleby, das en la diana.

Por cierto, mi prima se quedó sin padre y no se acuerdan de ella mas que para cuidar a la madre enferma. No se acordaron ni a la hora de la herencia (Tiene un hermano natural, nacido a posteriori). ¿Qué pensará ella cuarenta años después de haber sido salvada del desastre al que se vió avocada su verdadera familia? Presiento que hubiera preferido seguir los caminos de la mendicidad.

Den por sentado que hablo de UN CASO, que los habrá de todas índoles. Yo expuse el que conozco. Gracias a quienes lean esta historia de orfandad
referida a la segunda función -que como expones en tu artículo- cumple la adopción.

Los otros enfoques -no menos polémicos y de plena actualidad por los cambios que sufre nuestra sociedad- los dejo para otra ocasión, que ya me extiendo sin darme cuenta.

Un saludo y espero no haberme salido por la tangente.

Alicia Rosell. Recibe un abrazo.

3:39 p. m.  
Blogger Hua Cai escribió...

celine outlet
coach outlet
michael kors outlet online store
tiffany and co
ray-ban sunglasses
fitflops sale
tiffany jewellery
uggs outlet
uggs outlet
ugg boots
20160927caihuali

8:50 a. m.  

Publicar un comentario

<< Principal