11 de marzo de 2008

Apuntes electorales

1. Las elecciones de los récords en la reciente historia de la democracia:
  • Bipartidismo casi perfecto con la mayor concentración de diputados (92%) y polarización del voto en los dos grandes partidos. Del mismo modo que la sociedad se especializa, la política se profesionaliza.
  • La mayor concentración de voto en la izquierda en torno al PSOE.
  • Los mejores resultados, en voto y escaños, obtenidos por el partido de la oposición.
  • La menor representación, en voto y diputados, del nacionalismo vasco.
  • El Grupo Mixto más numeroso y heterogéneo, lo que reducirá el eco parlamentario y público de los partidos representados.

2. PSOE: La mayoría suficiente obtenida para gobernar no será suficiente para recuperar el sentido de Estado por encima de la estrategia partidista de aislamiento de la derecha ni, mucho menos, para superar el componente nacionalista que ha sustituido al socialismo en su misión histórica. Destino que este presidente justiciero y su partido sienten como la recuperación del poder por las clases sociales y clanes locales desposeídas por la Historia.
Se ha visto el techo del nuevo socialismo y el nuevo gobierno demostrará el error de quienes le votaron por preferir una España roja a una rota.

3. PP: Dos legislaturas en la oposición, un liderazgo en entredicho y el refuerzo de sus poderes regionales lo harán enfeudarse a sus taifas mientras hace la renovación interna. La cual puede aplazarse o quedarse en maquillaje por lo confortable de la derrota Si recupera su capacidad de alianzas políticas y consigue una imagen social de normalidad (despreciando a parte de quienes le manchan, entre otros pases) romperá el cordón sanitario al que está sometido, del cual depende el futuro inmediato del socialismo.

4. Izquierda Unida: es el límite de sí misma. Centrifugada entre la tentación antisistema y su nutrido currículum de escisiones, ha dado un gran salto adelante en su viaje de vuelta de partido político a movimiento extraparlamentario. Buscando la revolución perdida se encuentra como compañero de viaje de grupos alternativos y cómplice de antisistemas. En Mondragón le pillaron en coalición con ANV, lo cual tampoco ha importado demasiado en un país que ya ha descontado el territorio y ciudadanos vascos como perdidos.

5. Cataluña: un nuevo triunfo de los partidos (nominalmente) españolistas sigue contrastando con la vida cotidiana de clandestinidad. Los ciudadanos se refugian en las urnas de las generales cada cuatro años y entretanto procuran pasar desapercibidos. El PP seguirá siendo el enemigo externo necesario para cohesionar a la tribu. Ezquerra, el cliente moribundo que no paga al socialismo inmigrante contratado para gobernar.

6. País Vasco: la menor representación democrática del nacionalismo vasco en sus distintas franquicias no frenará la legislatura del asalto a la independencia, bajo el eufemismo del derecho a decidir. A falta de instrumentos legales se valdrá de la calle y las instituciones sabáticas del estado. Seguirá intacta la falta de libertad para la población no nacionalista, mayoritaria en esa región.

7. UPyD: eficacia de su discurso estatal y antinacionalista, demostrada por una distribución de voto muy homogénea, con éxito notable en Madrid en las elecciones del bipartidismo y partido marginal en el resto por muy dignos que sean sus resultados. Se está labrando una imagen y ha de optar por un modelo de partido pequeño pero influyente, frente a la tentación del activismo callejero que podría llevarle al alambre del extraparlamentario. Su viabilidad también depende de terminar la transformación de movimiento cívico en partido político.

Etiquetas:

4 Comentarios:

Blogger Pau Llanes escribió...

Bajé del volcán y paso por aquí apenas para saludarte... Reinicio mi libro abierto... un beso... Pau Llanes

5:49 p. m.  
Blogger Horrach escribió...

Buen análisis, Bart.

Dos cosas sólo: el bipartidismo se sostiene sobre una base esencialista, que es ajena a cualquier tipo de autocrítica. Como digo en mi blog, los que han votado a ZP para evitar que Rajoy gane han sido superiores en número a los que votan Rajoy por odio a ZP. El panorama, creo yo, no evidencia que nuestra democracia tenga bases positivas.

Lo de IU lo dejo para el Nickjournal, pero sí diré algo sobre UPyD: una ventaja es que tenemos el caso de C's para no caer en los mismos errores. No podemos dejarnos llevar por el éxito del escaño obtenido. Una tarea importante será la de escoger a la gente más válida, y también la más digna. La gente que se ha metido en UPyD con una idea disparatada de lo que es este partido no tiene futuro en este proyecto.

abrazos

2:19 a. m.  
Blogger Dragut escribió...

Pero, con todo respeto, querido Bart, su acertado análisis obvia -o bien lo da por descontado sin decirlo- que las simultáneas cobardía e indignidad de los españoles están en la base de lo sucedido. La misma contrafuerza que derrocó a Esquilache, que avaló la bendición de las cadenas y desterró la Ilustración, que permitió la Guerra Civil y que permitió al generalito morir en su camita tan ricamente.

Puerca tierra ésta, no por la tierra sino por los que no la habitan, que más bien la pisotean.

7:53 p. m.  
Blogger Reforma Electoral escribió...

MANIFIESTO POR LA REFORMA DE LA ACTUAL LEY ELECTORAL

Un cada vez más extenso grupo de ciudadanos considera una urgente necesidad democrática reformar la actual Ley Electoral.

No es de justicia que a Izquierda Unida le cueste cada escaño 481.520 votos y a UPyD 303.535 votos mientras que al PNV le cuesta solamente 50.541, a Nafarroa Bai 62.073, al PSOE 65.470 y al PP 66.470 votos.

No es justo que IU, tercera fuerza política en número de votos tenga 2 escaños y CIU con 200.000 votos menos obtenga 10 diputados.

No es justo que UPyD, quinta fuerza política en número de votos alcance únicamente 1 asiento en el Parlamento y el PNV también con menos votos consiga 6 escaños.

Este sistema adultera la voluntad de los ciudadanos emitida en las urnas, escamotea la representatividad y proporcionalidad de un sistema multipartidista como el español y burla el deseo de gran parte de los votantes que observan como su voto no vale nada en virtud de una Ley Electoral caduca.

Por tanto:

Exigimos a las dos grandes formaciones políticas españolas una profunda reflexión sobre el tema desvinculada de sus intereses partidistas, coyunturales y electorales.

Reclamamos que escuchen las voces que se alzan en la sociedad representando a una mayoría deseosa de un cambio que permita que el voto de todos los ciudadanos tenga el mismo valor.

Demandamos una reforma de la actual Ley Electoral, por injusta y alejada del principio "Un ciudadano, un voto".

POR UNA REFORMA DE LA LEY ELECTORAL.

UN CIUDADANO, UN VOTO.

http://reformaleyelectoral.blogspot.com/

enlaza tu blog

2:55 a. m.  

Publicar un comentario

<< Principal