20 de junio de 2006

El editorial margarita

(Robert Rauschenberg, 'Riding Bikes', Postdamer Platz)

(Comentario sobre el editorial de El País 'No se puede olvidar', sobre el comportamiento de Txapote y su compañera Amaia en el juicio por el asesinato de Miguel Angel Blanco)

Me es indiferente la muerte de Miguel Ángel Blanco. O quiero hacer creer que lo soy.
Me es indiferente la muerte de José Luis Caso. O quiero hacer creer que lo soy.
Mostrar mi indiferencia, ¿será un error del que tenga que dar cuenta mi mensajero? ¿O podré seguir siendo indiferente después de esa declaración?
Mi imagen indiferente, ¿es sincera o o es una forma de ocultar mi espanto?
¿Soy un canalla o un táctico?
Todo sucede a la vez: me debato entre el olvido y la memoria mientras los míos y los otros debaten el tipo de funeral de la memoria hasta confundirse juntos en el olvido.

No podía vivir con esta duda pero he encontrado la solución en un editorial del principal periódico del país de mis muertos que explica mi vaivén y me dice que mi lehendakari se disculpará por mí, y que eso no debería echarse al olvido. Así concluye ese editorial, mirando de reojo al otro debate, al que importa. Ese olvido es el recuerdo que quedará.

Dudad, dudad, que más indiferente seré yo cuando vea a vuestros hijos pudriéndose en el olvido.

6 Comentarios:

Anonymous Pedro escribió...

Viendo la actitud de “Txapote” y Amaia en el juicio por la asesinato de Miguel Ángel Blanco, igual que viendo la de los secuestradores de Ortega Lara detrás de la cristalera que les defiende del linchamiento, uno trata de imaginar –sin conseguirlo- las simas de su mente y hasta que punto el odio y/o un planteamiento pretendidamente político o ideológico puede justificarles sus horrores. Es aterrador, además, pensar cuantos personajes así caminan por aquí al lado.
Un saludo.

12:38 p. m.  
Blogger Librepensadores escribió...

Pedro: Son legión esos personajes que caminan a nuestro lado. Zombis con mucha vida pero nunca individuos capaces de separarse de lo que creen destino de un pueblo. Legión en perfecta formación pero con poca formación.
Saludos, Bartleby.

12:57 p. m.  
Anonymous elquicio escribió...

Esos zombis son pasto del fanatismo, connatural al hombre: totalitarismos versus suicidas por un ideal.
Ideal que hace perder la razon (en el doble sentido: justificación y sentido común)al asesino.
Esa es, precisamente su diferencia con el criminal no político.

3:44 p. m.  
Anonymous elquicio escribió...

Y para rematar, los de aquí no llegan a la categoría de suicidas.
Quieren ir a casa por Navidad.

3:45 p. m.  
Blogger Librepensadores escribió...

Quicio: Muy buena observación la de totalitarismos versus suicidas por un ideal. Y clave el contenido justificativo que tiene la razón.
Saludos, Bartleby.

6:57 p. m.  
Anonymous Anónimo escribió...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

6:03 a. m.  

Publicar un comentario

<< Principal